Twitter + Open data

Foto por Todd Barnard

Open data + Twitter = Tuitrafico

Cómo surge Tuitrafico:

Fue ya hace más de tres años, en enero de 2010, cuando debido a las grandes nevadas que cayeron en España y que dejaron a cientos de personas tiradas en la carretera, surgió la idea de Tuitrafico. Las inesperadas nevadas de aquel momento, provocaron una avalancha de visitas a la web de la DGT, lo cual acabó tumbando el servicio, que estuvo inaccesible durante horas (y cuando más se necesitaba, como suele ser habitual). En esos días, recibí una llamada de mi entonces compañero de trabajo -después socio- Antonio, contándome lo sucedido: “Lo mejor de todo“, me dice, “es que he localizado un fichero en la web de la DGT con las incidencias actualizadas que sigue estando accesible. ¡Hagamos algo con eso!“. Y a partir de ese momento, en tan sólo un mes ya estábamos publicando todas las incidencias de la DGT y Trafikoa a través de Twitter y contábamos con una web básica en la que recopilábamos además otra información como alertas meteorológicas, gasolineras, estadísticas… Nuestro recién creado servicio alternativo de tráfico se incorporó al portal generalista de noticias lainformacion.com, y esto supuso el incentivo necesario para que abandonáramos nuestros respectivos trabajos y nos lanzáramos a hacer lo que realmente nos apasiona: crear herramientas y aplicaciones web en Lostium Project. Así, pasamos de acomodados asalariados a intrépidos emprendedores (qué denostada palabra esta) sin ser realmente muy conscientes de dónde nos estábamos metiendo, pero sabiendo que esto, era lo que queríamos hacer.

Open data

En aquel momento, poco sabíamos de open data. Hacía sólo unos meses que en Estados Unidos Vivek Kundra, CIO de la administración norteamericana, había anunciado la creación del portal data.gov. Mientras se gestaba Tuitrafico, en enero de 2010, se lanza también al público la versión del Reino Unido data.co.uk, el otro gran sitio de referencia de datos abiertos a nivel mundial. Mientras tanto, en España… bueno, aquí estábamos bien lejos de saber siquiera si era legal reutilizar la información que necesitábamos para la creación de Tuitrafico. Era evidente que otros lo estaban haciendo, pero los disclaimers de copyright que encontrábamos en todos los sitios estatales eran, cuando menos, contradictorios.

En la actualidad ya se habla mucho más en los medios convencionales de datos abiertos (y de la consiguiente transparencia que conllevan, aunque sea gracias a los escándalos provocados en los últimos tiempos por la realeza española y la casta política que nos gobierna), pero la realidad es que, en la mayoría de las ocasiones, es algo que se ha utilizado más como herramienta de marketing por parte de las administraciones que como una intención real de liberar información al público. Se han creado portales de datos abiertos aquí, allá y acullá y, salvo en casos contados, la información que se hace pública en nuestro país es bastante vergonzosa: ¿realmente un listado de bares es lo que esperamos en aras de la transparencia y la recuperación de la confianza por parte de la ciudadanía? Pues no. Se liberan muchos datos de relleno o que estaban previamente disponibles y accesibles simplemente para engordar catálogos. Pero poco de lo previamente no publicado se ha hecho público. Y menos preocupación aún tienen con los formatos en los que esta información se publica. Para que la información sea realmente útil, tiene que ser fácilmente explotable por terceros. Una pista: los PDFs escaneados con el texto en imágenes no lo son.

Twitter

Después de esta diatriba, volvamos a nuestro caso particular. Dado que la información del tráfico se ha considerado siempre una “commodity“, utilizada ampliamente por todos los medios de comunicación tradicionales (no hay periódico que no explote dicha información), nos lanzamos a la aventura con la intención de crear “la mejor información del tráfico posible”. Uno de los temas que nos preocupaba inicialmente era la de la disponibilidad de los datos (quizás por la forma en la que surgió todo esto), por lo que decidimos que, además de la web, debíamos tener la información disponible en otro canal y, a ser posible, que fuera colaborativa y que los usuarios pudieran también participar. Y ahí es donde surge la opción de hacerlo vía Twitter. En 2010 Twitter era todavía una herramienta muy minoritaria (al menos en España), pero teníamos claro que era la opción adecuada a nuestras necesidades: notificaciones cortas y categorizables a través de hashtags (en nuestro caso #trafico, #provincia, #carretera…) lo cual facilitaría las búsquedas rápidas a través de esta plataforma. Pero el camino no fue fácil. Nuestro publicador de incidencias, la cuenta @tuitrafico_feed, fue deshabilitada en varias ocasiones debido a la alta frecuencia de publicación (en días concretos podíamos publicar hasta 1.000 incidencias). Tras varias peticiones a Twitter explicándoles que se trataba de un servicio público y de utilidad, consultas a soporte, súplicas, lloros… conseguimos adecuar la publicación y que la cuenta no fuera baneada de las búsquedas. Desde entonces, hemos “piado” felizmente más de 500.000 incidencias en esta plataforma a través de nuestro publicador, aunque la cuenta principal en Twitter, la que gestionamos los “humanos” y en la que ofrecemos todo tipo de información de utilidad en los desplazamientos por carretera, es @tuitrafico (y es la que deberías de seguir si no lo haces ya). A través de esta cuenta hemos informado, ofrecido consejos y ayuda y resuelto dudas durante las operaciones especiales de verano, semana santa, navidades… en ocasiones durante más de 10 horas seguidas. Algo así se podría llamar XCM (eXtreme Community Management). Pero está claro que a nosotros nos va la marcha y que además pensamos que las redes sociales, sí sirven para algo más que para que los anunciantes nos vendan sus motos. Y en ocasiones, hasta pueden ser de utilidad. En días normales en la cuenta de @tuitrafico intentamos acercar información práctica a los conductores, consejos de seguridad vial, movilidad y todo aquello que creemos que pueda resultar interesante. Y tan mal no lo estaremos haciendo, porque ya somos más de 11.000 los seguidores de @tuitrafico en Twitter. Y digo somos porque esto lo hacemos entre todos. Y ya son muchos los usuarios que de manera recurrente nos informan, participan, y nos proporcionan información incluso anticipándose a las fuentes de datos oficiales. A todos ellos, muchísimas gracias por estar al otro lado. Os queremos a todos.