In transit

Caso de open data “In Transit”: porqué liberar los datos del transporte público

×Recuperamos algunos artículos del antiguo blog que tienen ya algún tiempo, pero que pensamos pueden seguir resultando interesantes.

La gente de StreetFilms, de los que ya hablamos en un post anterior, ha producido este vídeo que trata algunos casos de estudio y los beneficios de disponer de datos de tráfico abiertos y su relación con el creciente movimiento oGov. En el vídeo también se plantean qué más se podría hacer con más y mejores datos de tráfico, no sólo de la red de transporte público, si no de toda la red de transporte, y los beneficios que conllevaría en cuanto al propio tráfico, seguridad, planificación…

Se trata de un vídeo de unos 6 minutos, tremendamente educativo y esclarecedor acerca de open data. En él, gente como Tim O’Reilly nos explican el cambio de mentalidad que tenemos que llevar a cabo respecto a la administración, para que deje de ser considerada un proveedor de servicios y pase a convertirse en una plataforma sobre la que poder crear y construir nuevos y mejores servicios. O las razones para la liberación de los datos de transporte por parte de las administraciones y agencias y cómo dicha apertura de datos posibilita que la comunidad de desarrolladores ponga a disposición de los ciudadanos numerosas aplicaciones y servicios innovadores que la propia administración no podría de otra forma llevar a cabo.

Algunos apuntes más después del vídeo:

Resultan interesantes los comentarios de Chris Dempsey, del Departamento de Transporte de Massachussets: La ubicuidad y universalidad con la que se pueden consultar los datos meteorológicos en Estados Unidos, en toda clase de soportes, aplicaciones y dispositivos, es debido a que los datos del National Weather Service son abiertos. Así, y tras la reticencia inicial de las agencias de transporte, que se consideran propietarias de los datos, se deciden a abrir dichos datos. Esto es lo que consiguen como respuesta de la comunidad de desarrolladores, sin coste alguno para dichas agencias, tras el momento de apertura:

  • En 1 hora:
    Localización de autobuses en Tiempo Real en Google Earth.
  • En 2 días:
    Los usuarios del bus de Boston (T riders) pueden localizar la ubicación de su autobús desde cualquier ordenador conectado a internet.
  • En 1 semana:
    Widget con información del tiempo de espera del bus.
  • En 2 semanas:
    Nuevas aplicaciones web.
  • En 1 mes:
    Una cafetería, JP Licks, instala un letrero LED con información en Tiempo Real de los próximos autobuses para sus clientes.
  • En 5 semanas:
    Aplicaciones para Iphone y Android.
  • En 7 semanas:
    Sistema que lleva la información en Tiempo Real a cualquier teléfono.

Otro ejemplo que se comenta en el vídeo, es el del MTA en Nueva York. Originalmente escépticos a la hora de compartir sus datos, y contrarios al “escrapeo” de la información de su web, incluso con algunas demandas por violación de copyright, pasa en tan sólo un año a liberar los datos de su red, con la consiguiente proliferación de aplicaciones y de una comunidad de desarrolladores que ofrecen continuamente mejoras sobre su servicio. Tal ha sido el éxito de la iniciativa, que el MTA ahora participa y organiza conferencias para evangelizar sobre la iniciativa, y anima a todos los desarrolladores a que hagan uso de sus datos.

Lo más esperanzador es ver la rapidez con la que se produce el cambio de mentalidad por parte de determinados organismos y agentes públicos, y cómo las mejoras que producen sobre su propio servicio y sobre sus usuarios y ciudadanos son prácticamente inmediatos.

Nos quedamos con la frase de Tim O’Reilly:

El gobierno debe dejar de ser un proveedor de servicios para convertirse en una plataforma sobre la que poder crear nuevos servicios.

Y a ver si cunde el ejemplo aquí, y Metro de Madrid, la EMTTMB y demás se ponen las pilas y liberan sus propios datos… Sería un acierto seguro.